¿Nos creemos nuestro posicionamiento respecto al 1-O?

Twitter icon
Facebook icon
Google icon
StumbleUpon icon
Del.icio.us icon
Digg icon
LinkedIn icon
MySpace icon
Newsvine icon
Pinterest icon
Reddit icon
Technorati icon
Yahoo! icon
e-mail icon
En este preciso instante es muy fácil oír hablar del referéndum, de Cataluña, de independentismo y de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Basta con encender la televisión o la radio, abrir un periódico o conectarnos a internet y tendremos multitud de artículos, entrevistas, noticias y opiniones sobre el tema. Pero, ¿están meditadas?


Es fácil que nos llegue un mensaje a través de WhatsApp, Facebook o cualquier otra red social o aplicación de mensajería en el que se muestra un chiste, algún ejemplo de las declaraciones que ha hecho algún edil o un relato sobre la discriminación que ha sufrido alguien por el simple hecho de ser catalán, no catalán, independentista, de derechas o cualquier otra situación que los generalismos y tópicos dicten que han de situarle en algún bando. Cogemos esos mensajes y los reproducimos ávidamente, casi sin pararnos a pensar en las connotaciones que tienen, porque nos parece inteligente o ingenioso mostrar nuestro posicionamiento, pensando que así queda claro que tenemos razón en estar en nuestro lado y que son los otros los malos y los que se equivocan.


Me apena ver lo fácil que se cae en la generalización y en el abuso de tópicos para argumentar algo, pero más aún me apena que por ello nos creamos más listos que quien defiende otra postura. Tengo un posicionamiento más o menos firme e incluso coincide con el de una buena parte de mis círculos, pero si se rasca un poco la superficie, se observa las palabras concretas utilizadas o simplemente se pega la oreja mientras nos sirven un café, es fácil constatar que un gran porcentaje de quienes actúan así no se han parado a pensar en qué está sucediendo realmente, por qué se ha llegado hasta aquí o cómo se puede solucionar. Es más fácil repetir ciegamente los mensajes de nuestro político, medio de comunicación o cuñado de referencia, confundir lealtad con acatamiento e instrumentalizarnos y convertirnos en una herramienta al servicio de quienes emiten los mensajes que repetimos. Utilizar argumentos ajenos para reforzar nuestras posiciones es útil, porque enriquece nuestro discurso, pero es sumamente sencillo caer en el hábito de convertirnos en máquinas de repetición.


Por desgracia, son muchas personas así y por suerte no son todas. Aún se puede escuchar en algún medio opiniones coherentes, que no se limitan a decir “como está pasando X, los del bando A están equivocados”, que llaman a la sensatez mediante un lenguaje sin dobleces, aunque haya quien siempre intente ver mensajes ocultos.


Y tú, ¿te lo crees o lo repites?

Añadir nuevo comentario

Startup Growth Lite is a free theme, contributed to the Drupal Community by More than Themes.