La Convergencia, será por La Izquierda o no será

Twitter icon
Facebook icon
Google icon
StumbleUpon icon
Del.icio.us icon
Digg icon
LinkedIn icon
MySpace icon
Newsvine icon
Pinterest icon
Reddit icon
Technorati icon
Yahoo! icon
e-mail icon

He pensado varias formas de comenzar este artículo y no me decidía por ninguna. En una de las versiones, tiraba de diccionario de la Real Academia para copiar y pegar la definición de populismo; en otras sacaba la vena marxista y comenzaba hablando de traiciones a la clase trabajadora. Incluso he llegado a pensar en empezar con algo de humor, pero tampoco controlo tanto lo de "saben aquel que diu”.


Lo que sí tengo son ganas, ganas de política de izquierdas. Es cierto que lo que está de moda es decir que no somos ni Romeo ni Julieta, que no queremos más a papá o a mamá. Y para qué engañarnos, todos/as hemos tirado de algún recurso populista en determinadas ocasiones. Lo que me chirría, mucho, muchísimo, es cuando el populismo se convierte en el modus vivendi de hacer política, cuando la confrontación de ideas, de las formas de hacer las cosas y de nuestros modelos sociales se dejan a un lado para darle al público lo que quiere oír, que ya haremos lo que nos parezca.


Puedo afirmar que muchas personas de mi entorno coinciden conmigo en valorar a Podemos y a Ciudadanos mediante el uso de términos y expresiones como neobipartidismo o bipartidismo populista. Ya conocéis mi militancia y mi posicionamiento, no voy a ocultarlo, pero tampoco me apetece profundizar en cómo el garzonismo ha convertido a IU en UP, ese invento podemizado para justificar el no haber conseguido negociar mejor las sillas, ni como el PCE ha puesto el populismo por delante de la lucha de clases.


Lo he dicho antes, tengo ganas de políticas de izquierdas. Soy de los que no me vale la unidad a cualquier precio, sino la convergencia de movimientos sociales y políticos desde el paraguas de la izquierda, desde aquellos postulados de defensa de la clase trabajadora y transformación social que nos sirvan de base para crear un proyecto común. No quiero unirme a alguien sólo por el hecho de tener enemigos enfrente, sino porque de verdad tenga un proyecto en común con esas personas o colectivos.


Con todo lo que ha pasado, claro que me duele ver en qué ha quedado IU, pero tengo claro que me afilié a ella hace más de 10 años porque sentí que tenía un proyecto que me representaba, no por amor a unas siglas que a día de hoy entre unos cuantos se han encargado de terminar de quemar. Por eso me ilusiona Convergencia de la Izquierda, porque mantiene vivo ese ideal, porque viene a ocupar el espacio en la izquierda política que la anunciada muerte de Izquierda Unida deja y porque en ella lo importante es el proyecto. La Convergencia, será feminista, republicana, ecologista y defenderá los derechos de la clase trabajadora, pero será por La Izquierda o no será.

Añadir nuevo comentario

Startup Growth Lite is a free theme, contributed to the Drupal Community by More than Themes.